Noticias

Mujeres programadoras: el difícil reto de ‘hackear’ los estereotipos

Fuente:El País Tecnología

En 2020 habrá hasta 750.000 puestos de trabajo de especialistas TIC sin cubrir

Inteligencia artificial, cloud, big data, ciberseguridad, Internet de las Cosas* el auge de las nuevas tecnologías conllevará la creación de nuevos empleos que quedarán vacantes ante la imposibilidad de encontrar unos expertos que actualmente carecen de la formación, los recursos y la especialización necesarias. De hecho, según la Comisión Europea, el 40 por ciento de las empresas tiene dificultades para contratar expertos TIC y para 2020 habrá medio millón de puestos de trabajo de esp ...

Leer mas: https://www.europapress.es/la-rioja/noticia-2020-habra-750000-puestos-trabajo-especialistas-tic-cubrir-20181108115319.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

Se comprueba la popularización de trabajos de reciente creación, como blockchain arquitect, y se ven otros que están tomando impulso, como el responsable de datos o de ciberseguridad.

La experta en biología molecular gana en la categoría de Logro de Toda una Vida y

recibe el Premio Popular, elegido por el público

Solo uno de cada 10 desarrolladores en España es una mujer. Los expertos achacan la falta de vocación a los sesgos de género y la falta de orientación

Grace Murray Hopper creó el primer lenguaje complejo de ordenador. Margaret Hamilton codificó el software que hizo posible que el hombre llegara a la Luna. Radia Perlman está detrás de uno de los descubrimientos esenciales para el funcionamiento de Internet. Son solo tres de las mujeres programadoras que han marcado la historia de la tecnología. Al igual que ellas, miles de mujeres en todo el mundo que escriben código se han desenvuelto, y se desenvuelven a diario, en un sector totalmente dominado por hombres.

“Si bien el porcentaje de las mujeres nunca ha sido muy alto en los sectores relativos a la informática y programación, a partir de los años 90 empeoró aún más”, afirma Marta Jiménez Castells, doctora en Arquitectura de Computadores y profesora desde hace 25 años en la Universidad Politécnica de Cataluña. En esa década, “el número de mujeres dedicadas a la informática descendió un 50%, coincidiendo con el cambio de nombre que realizó esta carrera de Licenciatura a Ingeniería”: “Esa bajada aún no la hemos recuperado”, añade.